Hegemonía de Estados Unidos en América Latina, obstáculo para la paz

Debate revolucionario

Hegemonía de Estados Unidos en América Latina, obstáculo para la paz

En esta jornada de reflexión se dieron cita Judith Valencia, Sergio Rodríguez Gelfenstein, Luis Britto García y Orlando Maniglia, quienes abordaron el tema “El papel de Colombia en la Restauración Hegemónica de los Estados Unidos en América Latina", que se llevó a cabo en el auditorio de la Torre Ministerial

Con la firme intención de comprender y enseñar la realidad actual sobre el papel que juega Colombia en los intereses imperiales de Estados Unidos en América Latina, específicamente hacia Venezuela, se realizó la jornada de reflexión titulada "El papel de Colombia en la Restauración Hegemónica de los Estados Unidos en América Latina", actividad que se llevó a cabo en las instalaciones del auditorio de La Torre Ministerial en la esquina El Chorro en La Hoyada, organizada por el Centro Cultural “Simón Rodríguez” O Inventamos o erramos, adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias.

La jornada tuvo como ponentes a la economista, Judith Valencia; el internacionalista, Sergio Rodríguez Gelfenstein; Luis Britto García, historiador y a Orlando Maniglia, almirante (r) . En este sentido, Valencia explicó que para entender el contraataque que ha planteado el presidente Hugo Chávez, -que es la posición correcta-, y que sirve para conseguir la paz en Colombia y el continente; se hace imprescindible seguirle el curso a la política norteamericana de expansión de su capitalismo y forjación de su propia economía, de su propia nación en relación al resto del mundo, esto para poder comprender la realidad que está aconteciendo en el resto del mundo.

“Casualmente se cumple un año más del terrible acontecimiento de Hiroshima y Nagasaki, que tenían como estrategia principal por parte del imperio la muerte, siendo ésta su principal intención”, dijo Valencia. Para la economista esa intencionalidad solo puede ser desviada y disminuir su fuerza, si se entiende la necesidad de comprender que se tiene que debatir para construir la paz. “Esto pasa por ser verdaderos revolucionarios y forjarnos como patriotas”, mencionó.

Asimismo, subrayó la ponente que, “Sólo el pueblo organizado y fuertemente arraigado en su propio territorio logrará su mejor defensa. La tecnología de la guerra nos lleva a nada, la tecnología por parte del imperio son los aviones sin tripulantes, los ejércitos mercenarios, los aviones que bombardean. Nuestra principal arma, debemos ser nosotros; el pueblo organizado”.

Por su parte, Sergio Gelfenstein planteó la necesidad de no trabajar de campaña en campaña sobre hechos conyunturales. “Hay una política adhesiva y hegemónica del imperialismo, que no va cambiar, ayer fue Uribe, hoy es Santos; mañana puede ser cualquier persona y o cualquier país de la región”, destacó.

Gelfenstein, recalcó que la supremacía hegemónica del imperio, le hace usar diferentes elementos y diferentes actores en nuestros pueblos y contra nuestros pueblos.

“Nosotros tenemos que estar en alerta permanente, lo de Uribe no es más que una estrategia y una forma de desgaste, no debemos enfocarnos en campaña de coyunturas sino en campañas de acciones permanentes. Tenemos que ir avanzando y crear las condiciones de hacernos sólidos en la defensa de nuestro país”, acentuó Gelfenstein.

De igual forma Gelfenstein, explicó que las acciones del imperio son permanentes. “La solo existencia del Gobierno Bolivariano encabezado por un líder como el presidente Chávez, le genera un conflicto a Estados Unidos, y ellos tienen que resolver ese conflicto”.

 Unión Latinoamericana debilita la hegemonía imperial

Por su parte, Luis Britto García, señaló que la tensión que hay entre el Gobierno colombiano contra de Venezuela, no es un incidente local, “es meramente la expresión de la pérdida de hegemonía de Estados Unidos, que al perder el poder de decidir la política y la economía latinoamericana recurre a la agresión militar o su amenaza”.

“Para eso está utilizando a Colombia, pero no es un plan que deba necesariamente triunfar, porque el verdadero adversario de Estados Unidos, es Brasil, no es que Colombia se vaya a enfrentar con Venezuela, una agresión contra Venezuela o Ecuador es una agresión contra Brasil, contra el Mercosur y, en el fondo, contra un conjunto de núcleos de poder del mundo como Europa, Rusia, China, que tienen intereses en América Latina”.

Según Britto García, hay muchas cosas que dependen de la complicidad con el dólar, que si todo el mundo llega a decir que el dólar no tiene valor,el colapso económico que habría será muchísimo más grave que del que ya existe.

Asimismo, el escritor reflexionó en torno a una posible incursión militar de Colombia en Venezuela y señaló que “tenemos todo que perder en una guerra, el plan maestro de Estados Unidos, es hacer que Colombia y Venezuela se peleen para que se destruyan y así quedarse con las ruinas, no tenemos nada que ganar con una guerra, pero sí tenemos todo que ganar con una paz fructífera y ganaremos”, aseveró.

Una buena señal

Por su parte, Orlando Maniglia, señaló que “aquí estamos claro que hay una alianza entre el Gobierno de Colombia y el Gobierno de los Estados Unidos para resolver los problemas internos de Colombia, problemas que afecta de alguna manera la paz de la región”, dijo.

Maniglia expresó su preocupación “por una cantidad de eventos que se vienen suscitando, una de ella, fue la activación de la Cuarta Flota. Estados Unidos ha venido manejando una serie de políticas, que no ha sido favorable para la región y por eso es que América Latina ha buscado otros caminos”.

“Nosotros tenemos aquí la presencia militar con la activación de la Cuarta Flota, el Plan Colombia, la Base Militar de Manta y el nacimiento de 7 bases militares en territorio colombiano, esto ante un escenario de guerra interna que se está desarrollando para aniquilar a la guerrilla colombiana”, señaló el Almirante retirado.

En referencia a las declaraciones de Larry Parmel, candidato a embajador de Estados Unidos en Venezuela, Maniglia señaló que estas declaraciones fueron lamentable, “afortunadamente el Gobierno norteamericano betó a Palmer y eso de alguna forma se puede ver como una buena señal”.

“El señor Palmer fue imprudente, fue impertinente y perdió una oportunidad de no expresarse. Yo quisiera que el señor Palmer supiera que en los gobiernos de la Cuarta República, aquí había una oficina de las Farc en Miraflores, eso no existe ahora. Antes en todos los componentes existían oficinas de enlaces de la Fuerzas Armadas Norteamericanas con Venezuela, eso ya tampoco existe. Nosotros hemos tenido altas y bajas en la historia militar, sobre todo cuando el equipamiento estaba inoperativo, cuando las edificaciones para poder vivir están en malas condiciones, cuando el oficial y la tropa no tienen vestimenta para poder utilizar el uniforme, eso no ocurre en actualmente en Venezuela”.

 

 

/content/body/p[22]/span, reference to undefined name 'ajaxWorkFlow': line 1, column 1 (click for details)


Jean Carlos Quiñones/Luis Vásquez/Prensa MCTI
Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación [ir arriba]