Satélite Simón Bolívar se encuentra en perfecto estado de operatividad

A dos años de su puesta en órbita

Satélite Simón Bolívar se encuentra en perfecto estado de operatividad

Dentro de los proyectos que están por desarrollarse en el marco de cooperación con China, se encuentra la creación de un Centro de Desarrollo e Investigación Satelital, que permita la construcción de satélites de pequeños pesos, como satélites de observación, monitoreo climático y meteorológico

...5, 4, 3, 2, 1 ignición, se acaba de lanzar el satélite venezolano Simón Bolívar...!”. Estas palabras, que fueron parte del conteo del lanzamiento del Venesat-1 en el año 2008, marcó un antes y un después en la historia de Venezuela, específicamente en el área de las telecomunicaciones, pues, nuestro país incursionaba en la carrera satelital, poniendo en órbita el primer satélite venezolano “Simón Bolívar”, uniéndose a países de latinoamerica como Argentina, Brasil y México.

A dos años de su puesta en órbita, el satélite Simón Bolívar (SSB), se encuentra en perfecto estado de salud en términos de operatividad. Reportándose hasta la fecha un excelente sistema de funcionamiento, ajustado a las normas de diseño para lo cual fue concebido inicialmente el SSB.

En este sentido, el director general de la Agencia Bolivariana de Actividades Espaciales (ABAE), adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (MCTI), Francisco Varela explicó que, “La ABAE, desde el lanzamiento del SSB y su puesta en órbita ha hecho seguimiento y supervisión de manera exhaustiva, al satélite, velando por su operatividad y todos los parámetros de su estado de salud. Esto se puede evidenciar por algunos fenómenos que en materia espacial y astronómica se denominan como Eclipses. Hemos tenido situaciones donde se interpone la Tierra o Luna, entre la fuente de energía del satélite como es el Sol que alimenta a los paneles solares. Desde su lanzamiento han habido cuatro eclipses y el satélite no ha presentado ningún inconveniente, demostrando la buena consistencia de su energía y la supervisión por parte del personal de la ABAE”.

Varela manifestó que los técnicos de la ABAE, quienes fueron capacitados en la República Popular China, gracias al convenio China-Venezuela, realizan un trabajo constante de seguimiento y control, para prevenir y solventar cualquier inconveniente que se presente, en el cambio orbital o cambio de maniobra. Esto demuestra, como Venezuela, con pie firme ha incursionado en la carrera espacial.

Venezuela ha pasado por todo un proceso de transferencia tecnológica y adiestramiento, donde los técnicos venezolanos están atentos para supervisar las variaciones de los parámetros del satélite cuando haya algún eclipse. Estos tipos de perturbaciones son normales en cualquier tipo de satélite.

“Es importante señalar, que el satélite se encuentra en una posición geoestacionaria, donde, no esta exento de sufrir alguna perturbación, debido a las posiciones relativas entre la Tierra y el satélite; la Luna y Sol. Esto implica variaciones en su posición y nuestros operadores han hecho lo que en términos tecnológicos se define como las variaciones orbitales y correcciones de vida, a fin de asegurar que el SSB este en total operatividad y en la posición orbital correcta”, subrayó el Director de la ABAE.

La experiencia con el satélite ha permitido que Venezuela pueda hablar con propiedad a nivel internacional sobre el tema satelital, participando de manera activa en las últimas actualizaciones de nuevas coordenadas espaciales y técnicas.

Venezolanos capacitan a personal criollo

Inicialmente, los operadores fueron formados en China. En los actuales momentos, personal exclusivamente venezolano, ha realizado el primer programa de entrenamiento, capacitando a personal criollo. “Esto es parte de los frutos, que a raíz de la experiencia y lo aprendido en China, se pueda transferir tecnología de venezolanos a venezolanos”, recalcó Varela.

Actualmente en China se encuentran 29 compañeros venezolanos, que serán parte del personal de adiestramiento, también se incorporarán a la creación de un pénsum de estudio, para formar profesionales en este sector.

“Ya ha habido encuentros y acercamientos con la Unefa y la UBV, así como con otras instituciones, para ingresar el tema satelital, como parte de unidades curriculares y programas de formación. La técnica espacial agrupa una gran cantidad de disciplina, como la Física, la Química, la Ingeniería, Matemática e Informática etc., perfilados bajo estándares muy rigurosos que exige la tecnología espacial”, precisó Varela.

Nuevas metas

Dentro de los proyectos que están por desarrollarse en el marco de cooperación con China, se encuentra la creación de un Centro de Desarrollo e Investigación Satelital, que permita la construcción de satélites de pequeños pesos, como satélites de observación, monitoreo climático y meteorológico. Este tipo de satélites, permitirá la observación de la agricultura y la planificación urbanística, posibilitando a su vez, la seguridad alimentaria y territorial de los recursos naturales y protección del ambiente.

Posterior a la construcción del centro, comenzará la fase de diseño y construcción de un satélite con mano de obra y tecnología venezolana. Para ello, la ABAE, como ente rector de la actividad espacial venezolana, ha realizado el diagnóstico de las necesidades, en cuanto a materia de observación que requiere y necesita el país.

Algo muy importante, siguiendo los lineamientos del Gobierno Bolivariano, es que se han establecido convenios con países aliados en materia espacial como Brasil, India, China, Uruguay, Francia, Rusia, teniendo como objetivo la inclusión social de los servicios y capacitación por parte del SSB.

“La puesta en órbita del satélite Simón Bolívar, significa para Venezuela, el acceso equititavo de los recursos que se encuentran en el espacio ultraterrestre para uso social, donde la mayoría de los satélites está en manos de corporaciones capitalistas. La gran cantidad de las órbitas destinadas al uso de satélites está a disposición de las corporaciones que no tienen ningún interés de beneficiar a la población”, acentuó Varela.

El satélite Simón Bolívar es ejemplo para la comunidad internacional, de la voluntad por parte del Gobierno Bolivariano, de poner al servicio de las poblaciones más excluidas, específicamente en lugares remotos, el acceso a las tecnologías, para quienes realmente las necesitan.

/content/body/p[17]/span, reference to undefined name 'newsWorkFlow': line 1, column 1 (click for details)


Prensa MCTI/Jean Quiñones
Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación [ir arriba]